REPARACIÓN DE ACUMULADORES ACS

Servicio de reparación de acumuladores de Agua Caliente Sanitaria

 

Los acumuladores de ACS son punto clave en la prevención y el control de la Legionella. En su interior, suelen aparecer con el paso del tiempo fenómenos de corrosión que pueden hacer peligrar su utilidad además de ser un enorme riesgo de desarrollo de microorganismos, entre ellos del género Legionella.

Estos fenómenos de corrosión pueden llegar a perforar el depósito, llegando irremediablemente si no se actúa a tiempo, a la sustitución del acumulador en un corto periodo de tiempo.

 

Interior de acumulador de ACS y boca de hombre con corrosión generalizada.

 

 

Los acumuladores interiormente, pueden ser de acero inoxidable, galvanizados o revestidos con pinturas epoxi con formulaciones antiguas.

Las medidas tomadas para la prevención de Legionella como los “choques térmicos”, las desinfecciones periódicas, así como el mantenerlos a altas temperaturas >65ºC (cuando la norma lo establece en 60ºC), hacen que la degradación o el despegue de los materiales de revestimiento interior acelere los procesos de corrosión, llegando a situaciones críticas y muy peligrosas.

SUSTITUCIÓN DEL ACUMULADOR

Cuando la situación da la cara (coloración del agua, fugas y goteos, etc.) quizás sea demasiado tarde y la única solución sea la sustitución del acumulador por otro nuevo.

El coste económico de la sustitución de un acumulador de ACS es muy elevado, ya que lleva consigo al menos:

  • El desmontado del antiguo acumulador y su retirada de la sala de calderas (en ocasiones, conlleva el derribo de muros, grúa, nueva instalación hidráulica, etc.)
  • La operativa de instalar un nuevo acumulador (grúa, permisos, obra, instalación de fontanería, etc.)
  • Mano de obra especializada.
  • Gestión de residuo…

Y un aspecto a tener muy en cuenta, el tiempo que conlleva estas actuaciones y por tanto que no podemos dar servicio a la instalación (agua caliente sanitaria).

Pero desde DEXQUÍMICA, hemos especializado un nuevo servicio de reparación de acumuladores de agua caliente sanitaria mediante limpieza y pintado.

 

 

Prolonga la vida útil de la instalación

Reduce el riesgo de Legionella

Reduce costes energéticos

Garantía de 3 años

La rehabilitación de un acumulador la dividimos en tres fases: Preparación, Pintado y Curado.

El tiempo de estas fases, puede variar de una instalación a otra ya que influyen factores como la humedad, la temperatura ambiente, temperatura del acero (acumulador), grado de deterioro del mismo, etc.

 

 

1 PREPARACIÓN DE LA SUPERFICIE

1er lavado con agua a presión.

Previo al chorreado abrasivo, se elimina cualquier resto de aceite, sales u otros contaminantes existentes. Para ello, se procede a realizar una limpieza convencional del interior del acumulador con agua dulce a presión con desengrasantes.

Esta limpieza elimina cualquier resto de sal en los poros de corrosión del acumulador.

Finalmente, se aclara toda la superficie y se aspiran todos los restos de suciedad y agua.

Chorreado abrasivo.

Para obtener una óptima resistencia química, debe aplicarse al acero un chorreado abrasivo de acuerdo con la norma ISO 8501-1:2007.  Como abrasivo puede utilizarse granalla de acero, silicato de aluminio o abrasivos similares de buena calidad, libres de cuerpos extraños, de partículas blandas y otros contaminantes.

La granalla de acero con partículas de 0,2-1,2 mm de tamaño o el silicato de aluminio de 0,4-1,8 mm suelen crear la rugosidad deseada cuando la presión medida en la boquilla es de 6-7 bares.

Una vez completado el chorreado abrasivo, se elimina polvo y restos del abrasivo mediante aspiración.

 

 

 

Pintado especial

Una vez preparada la superficie, se procede al pintado mediante equipos de pulverización y brocha (según las zonas y superficies).

La pintura a aplicar es un conjunto de materiales de base y catalizador aptos para su uso en materiales que están a altas temperaturas y en contacto con el agua sanitaria.

Se da una primera capa de pintura, dejando un tiempo de intervalo entre la segunda capa:

Temperatura del acero

10ºC

20ºC 30ºC

40ºC

Mín

Máx Mín Máx Mín Máx Mín

Máx

Agua no potable

25h

47 d 16 h 21 d 8 h 10 d 5 h

6 d

Agua potable

7 d 52 d 3 d 21 d 2 d 10 d 36 h

6 d

3 CURADO Y PUESTA EN SERVICIO

Una vez el tanque se encuentre totalmente seco o curado, se procederá a su revisión exhaustiva por parte del personal técnico de DEXQUÍMICA.

Para su uso en agua de consumo humano, deberá llenarse de agua y se elevará la temperatura hasta alcanzar los 60ºC, aclarando posteriormente con agua limpia.

Consúltenos sin compromiso.

Realizamos servicios en toda España.